martes, 9 de junio de 2015

Masajes terapéuticos: descontracturantes - relajantes

EL MASAJE GENERAL

El masaje es una técnica fisioterapéutica manual que reside en aplicar una serie de movimientos en forma metódica y armoniosa con el fin de eliminar tensiones, restaurando y potenciando la salud.
Para las escuelas orientales, el masaje es una transmisión de energía entre el profesional y el paciente, a través de la cual el cuerpo humano se desbloquea despertando su capacidad de auto-reparación.
El masaje genera una sensación de bienestar tanto físico como psicológico aliviando de inmediato los síntomas en ambos niveles.

Todas las culturas conocidas hacen referencia al masaje. Los antiguos chinos, griegos y romanos ya lo practicaban. Hay documentación que confirma la práctica del masaje en la antigua china, en el 3000 AC
Los antiguos griegos asociaban la cultura física con el desarrollo de las facultades espirituales. Untaban sus cuerpos con aceite cuando tomaban el baño y utilizaban hierbas y aceites para el masaje. Hipócrates (460-357 a.C.) padre de la medicina, ya describía la conveniencia de realizar los movimientos en dirección al corazón, mucho antes de que se conociera el movimiento de la circulación de la sangre. También utilizaba movimientos de fricción para tratar esguinces y dislocaciones y maniobras de amasamientos para tratar el estreñimiento. Aristóteles (384-322 a.C) afirmaba que el contacto físico era fundamental en la salud y desarrollo del ser humano por lo que consideraba al sentido del tacto, el más importante de los cinco sentidos.

El masaje tiene grandes beneficios en los siguientes niveles:
Tejido muscular: alivia la fatiga, contracturas y devuelve el tono
Tejido adiposo: descongestiona y reabsorbe
Sistema nervioso: sedante (masaje relax) y estimulante
Sistema circulatorio: activa, desintoxica y drena

Hoy sabemos que el estrés es causante de más enfermedades que cualquier otro factor. La continua oleada de trabajo, preocupaciones y tensiones del diario vivir, mantienen a la gran mayoría de las personas, en un estado de rigidez y dolor constante, que se establece en sus vidas como algo natural. Dolor, tensión, rigidez, producen un consumo de energía tan grande que no quedan fuerzas ni espacio para el placer.

Podemos concluir que una sesión de masaje es un regalo de paz para orientarnos, relajarnos y hacer contacto con nosotros mismos, como un paseo por el bosque donde nos conectamos con la naturaleza y su incomparable susurro de armonía y bienestar. 

Yoga Saesha 
Sesiones cuerpo completo, incluido masaje facial. 90 minutos
Consultar por masajes más breves o en zonas específicas

-Solo mujeres-
Sandra: 156 288-0074